martes, 29 de xaneiro de 2019

Un avistamento OVNI en Vilar-de-Perdizes

Nunha relación etnográfica ou antropolóxica vou contar unha historia que nos relataron vai uns anos en Videferre. Trátase dun avistamento OVNI de terceira fase na localidade veciña de Vilar-de-Perdizes aló polos anos 60 do pasado século.

O relatado foi así:

Estaban un pai e un fillo cavando nunha viña que tiñan aló pola zona da capela da Santa Marinha das Olas cando se lles apareceu un obxecto voante a moi baixa altura. Achegóuselles tanto que até chegaron a apreciar unhas ventás polas que viron a dous tripulantes (tempo despois unha das testemuñas chegou a facer un debuxo dos humanoides e seica tiñan a típica cara que podemos estar a imaxinar todos con cara de pera invertida, ollos grandes e rasgados, nariz case inexistente e boca pequena, hai que ter moi en conta que esto ocorreu no Vilar-de-Perdizes da década dos 60 cando esta aldea portuguesa apenas tiña interacción co resto do mundo polo que difícilmente estarían contaminados coas imaxes que están hoxe en día amplamente espalladas). Ao achegárense tanto o pai levantou o sacho cara o obxecto a modo de ameza momento no que o aparato saíu despedido a enorme velocidade cara os montes de Videferre, pola Fraga do Corvo, pensándose incluso que chegara a estrelarse.

O conto non acaba aquí xa que ao pai chegou a metérselle este encontró de terceira fase tanto na cachola que quedou obsesionado. Desde aquel momento comezou a facer debuxos dos tripulantes, tamén fixo unha maqueta a escala da nave voante e conta quen a viu que era tal cal un platiño voante, co tempo din que até chegou a escribir unha carta á NASA e seica lle respostaron dicindo que xa tiñan máis coñecementos dese tipo de avistamentos ao longo de todo o mundo e que non sabían o que eran.

Bon, aquí fica este curioso relato abrindo unha porta neste blogue a este novo Verín Sobrenatural.

Cumprimentos

2 comentarios:

b:Deíca-r dixo...

Carallo, cómo mola, meu :))´
Lo que no cuenta el tipo, en su preñado plan, o desmontado es que deseaba engañar (y de ahí que no cuente sus verdaderas intenciones y se deje mucho en el tintero) a sus aldeanos paisanos y que habiendo estado fuera sí tenía conocimiento de esos asuntos. O llegasen por otros medios. Embaucar a su propio hijo era fácil, lo seguiría a pies juntillas como cualquier otro ser dependiente de un padre al que admirar y del que depender; todo es cuestión de, irracionalidad, tergiversar el momento hasta tal punto de hacer ver y creer lo que la realidad no esconde. Hipnosis sugestiva por dependencia. Entre otras.
Todo lo demás era cuestión de seguir empeñado e relatar lo mismo cada día y, a falta de testigos oculares realistas, inventarse un relato como quienes se inventan una religión, un cuento y sus libros al que (a)dorar píldoras del erre qué erre y así sucesivamente. Que una mentira por mucho que se repita, nunca será una verdad.

Pero lo anecdótico del caso es pensar que, además, la NASA ( de pesca también) le hizo creer que estaban al tanto. Tontos hay en todos lados, y de tantos hemos visto que lo anecdótico del caso se quedó relegado al olvido.

Lo mejor, es que lo hayas traído a colofón para un buen desarrollo del asunto caciquil de aquellos lares, que aún sigue hoy en día, y de cómo manipular a sus conciudadanos para darse una importancia, el aldeano con su hijo, de la que carecía y que esconde y escondía un problema mayor de fondo y (mal) social por entonces...y de hoy.

Las veces que estuvimos en Vilar de Perdizes, tú y yo, bien vimos más de un "extraterrestre" con su tenderete y su gorro merlinesco; amén de otros múltiples congéneres y toda parafernalia que da lugar a días festivos y jolgorios que saca a sus gentes de monotonas vidas de campo, trabajos y contemplativas vistas a sus dioses del Larouco y demás etnografías de romanizaciones paganas. Qué buen lugar para estar, vivir...al margen y desplazarse en bici disfrutando de una jubilación aldeana. Casi una vida pastoril y garcilasiana pero con la comodidad teconológica actual y el confort de la sanidad que nos da alas a los años... :)´

Así que no me extraña que esa anécdota y otras que te dejas por contar, fuera el germen de los festivales que ahí se celebran y que nuestro amigo común, o paiFontes, al que tenemos en estima por sus cualidades personales, retroalimenta y genera un servicio comunitario del que da lugar a un trasiego de personas, turistas y peregrinos ansiosos de ver irrealidades que los engatusen fuera de la vorágine de las grandes ciudades. Qué mejor contexto rural, histórico, apacible y un sin fin de cualidades para soñar embobados como niños los cuentos del pasado envueltos en la fortaleza tergiversada del pasado inexistente que le da consistencia porque es impalpable.
Todo un compromiso, meu

Qué bueno que hayas traído este asunto. Hay mucho que desgranar:
Verín Supranatural

Tal cual lo cuento, y su título por mi parte.

"Contos no estrapelro raián"
"Relatos clandestinos de frontera"

(no repaso, publico y punto)

PD. Seica o tempo é xeitoso, vémonos no antroido e tendo a lúa agochando novilunio podiéramos irlle botar unhas daguerres de longas estrelas que agora as noites ainda venhen cedo

Cumprimentos

b:Deíca-r dixo...

...Mesmo un anaco máis, por amolar... :))´
Subrelatos a carón da vida, na alfándega, raíans do estrapelro; brelatos vixeiros agochados nos radio macuto de pelegríns co tudo o tempo do mondo
Breves subrelatos, soterrados al margen de aduanas que traspasan fronteras y viajan escondidos en "radio macuto"

Y de tantas formas que referir a estas fenomenales historias.

Brecontos de lareira e estrapelro

As xentes andan anhelosas destes milagres, a mil...

(E seica poidemos faer algunhas que póidanse, o fin, rubir a plataforma común do flirkc. Serache certo...?)